a

Cómo prevenir un pastel seco o denso

Estos 9 consejos cruciales para hornear ayudan a prevenir un pastel seco o denso. ¡La aplicación de estas lecciones en su cocina ayuda a prometer un pastel suave y húmedo!

Denso. El enemigo de una miga de pastel.

Seco. La némesis de una miga de pastel .

Los pasteles secos o demasiado densos no tienen espacio en este mundo. Sin embargo, con demasiada frecuencia, un pastel aparentemente inocente puede ser víctima de una o ambas de estas tragedias de textura. Me ha pasado aproximadamente 3,520,958x y siempre estoy trabajando para salvar mi pastel (¡y a mí mismo!) De la catástrofe del pastel denso o seco nuevamente.

Hay formas de prevenir y evitar estas texturas desfavorables. He estado practicando con recetas de pasteles durante varios años y he aprendido mucho en el proceso. La mayoría de las veces puedo ver una receta y predecir el resultado de la textura. Pero a veces no tengo tanta suerte, así que escribí 9 lecciones cruciales que nos ayudarán la próxima vez que horneemos un pastel desde cero.

Te prometo SOFT & amp; ¡Tortas HÚMEDAS!

1. Use harina de pastel

Alcance para harina de pastel en lugar de harina para todo uso. La harina para pasteles es una harina baja en proteínas que se muele en una consistencia superfina. Esta textura suave y tierna se traduce directamente en su pastel. Sin embargo, esto no es una regla TODO o NADA. Algunas recetas simplemente no pueden soportar la fina consistencia de la harina para pasteles. El pastel de chocolate, por ejemplo, ya tiene cacao en polvo, que es un ingrediente suave y seco y reemplaza un poco de harina en la receta. La mayoría de las veces, la combinación de harina para pasteles y cacao en polvo da como resultado un pastel endeble. Del mismo modo, el pastel de zanahoria y el pastel de plátano contienen ingredientes húmedos adicionales (las frutas o verduras), por lo que la harina de pastel no es ideal porque no es lo suficientemente fuerte.

Sin embargo, al hacer pastel de vainilla, pastel blanco, terciopelo rojo pastel, cupcakes de vainilla y otros pasteles/cupcakes donde una textura esponjosa es favorable, intente usar harina para pasteles. También he tenido éxito al sustituir la harina para pastel por harina para todo uso para crear una torta invertida de piña más suave y una torta de funfetti. (Realice una sustitución 1: 1 sin otros cambios en la receta).

Swans Down y Softasilk son mis marcas preferidas de harina para pasteles (¡no patrocinadas!). Uso sin blanquear cuando puedo encontrarlo, de lo contrario, me quedo con blanqueado. Ambas marcas ofrecen resultados de calidad a un precio decente. Encuentra harina para pasteles en el pasillo para hornear junto a la harina para todo uso. Si no puede obtener harina para pasteles, use este sustituto de harina para pasteles.

2. Agregue crema agria

Para ayudar a prevenir un pastel seco y denso, agreguemos un ingrediente cremoso y ligeramente húmedo. Por lo general, se requiere leche en una receta de pastel para diluir la masa y aligerar la miga, pero a menudo se pasa por alto la crema agria. Además de la leche, agregue una cucharada o 2 de crema agria. Por supuesto, esto depende de la receta, pero encontrarás que muchas de mis recetas de pasteles requieren crema agria. ¡No subestimes el poder de este ingrediente! Incluso lo agrego a mi pastel de queso y recetas de pastel de queso sin hornear. El yogur natural es una buena sustitución.

3. Mantequilla a temperatura ambiente/No sobre-crema

Sueno como un disco roto en este caso, especialmente si eres un lector habitual de la SBA. Pero cuando una receta requiere mantequilla a temperatura ambiente, use mantequilla a temperatura ambiente. La mayoría de los pasteles comienzan batiendo mantequilla y azúcar juntos. La mantequilla es capaz de retener el aire y el proceso de crema es cuando la mantequilla atrapa ese aire. Mientras se hornea, el aire atrapado se expande y produce un pastel esponjoso. Sin mantequilla con crema adecuada = sin aire = sin esponjosidad. También un pastel denso.

Pero digamos que su mantequilla estaba a la temperatura ambiente adecuada. Comenzaste a batirlo con azúcar, pero luego dejaste la batidora en funcionamiento. Existe una gran posibilidad de que la mantequilla y el azúcar se sobrecrezcan, lo que significa que la mantequilla atrapará más aire del que debería. A medida que la masa se hornea, ese aire extra se desinflará y te dejará con un pastel demasiado denso. ¡Todo es ciencia!

Para obtener los mejores resultados, bata la mantequilla y el azúcar durante aproximadamente 1-2 minutos.

Además, la receta del pastel puede requerir crema agria, leche y leche a temperatura ambiente./o huevos. Asegúrate de que estén a temperatura ambiente. Los ingredientes a temperatura ambiente se unen de manera más fácil y rápida ya que son más cálidos, lo que reduce la mezcla excesiva. Mezcla excesiva = pastel denso. (Ver consejo # 6.)

4. Agregue un toque de polvo de hornear o bicarbonato de sodio

Cuando un pastel es demasiado denso, se podría pensar que agregar harina adicional absorberá más humedad y aligerará la miga. Sin embargo, ese no suele ser el caso. Es probable que el pastel necesite más soporte de levadura del polvo de hornear o del bicarbonato de sodio. Este consejo no es exactamente un juego de niños (¡ja!) Porque estos dos ingredientes son científicamente particulares. Si una receta incluye mucho ácido, como jugo de limón y suero de leche, y no se levanta con suficiente polvo de hornear, el pastel tendrá un sabor denso. En ese caso, es posible que necesite agregar bicarbonato de sodio que reaccionará con el ácido y creará una miga más esponjosa. Dependiendo de la receta, agregar más polvo de hornear o bicarbonato de sodio podría dejar un sabor amargo … así que no te excedas.

Esto depende de la receta, pero generalmente uso alrededor de 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio por 1 taza de harina o 1 cucharadita de levadura en polvo por 1 taza de harina. A veces las recetas requieren tanto polvo de hornear como bicarbonato de sodio.

5. Agregue aceite

La proporción de ingredientes húmedos a secos determina el nivel de humedad de un pastel. Si simplemente hay demasiada harina y no hay suficiente mantequilla, un pastel tendrá un sabor seco. Por otro lado, si hay demasiada leche y no hay suficiente harina, un pastel tendrá un sabor demasiado húmedo. Encontrar el equilibrio adecuado entre ingredientes húmedos y secos es clave. Si notas que un pastel sabe demasiado seco, agrega un poco de aceite la próxima vez que lo hagas. Mi pastel de tarta de fresa seguía teniendo un sabor demasiado seco sin importar lo que hiciera, así que agregué 2 cucharadas de aceite vegetal a la masa. ¡Es tan húmedo!

Algunos pasteles usan aceite en lugar de mantequilla. Esto se debe a que hay otro ingrediente sabroso en la receta y el sabor de la mantequilla no es necesario. Mira mi pastel de zanahoria y pastel de calabaza.

6. No
mezcle en exceso

Como se mencionó en el consejo n. ° 3, la mezcla en exceso de la torta produce demasiado aire. Ese aire atrapado se expande y luego se desinfla en el horno. ¡Un pastel desinflado es un pastel denso! Solo mezcle los ingredientes secos y húmedos SOLO hasta que estén combinados. Por lo general, paso un batidor o una espátula a través de la masa un par de veces al final para asegurarme de que no haya grumos grandes en el fondo del tazón. Ya sea que esté usando una batidora o mezclando a mano, no mezcle en exceso.

7. No
hornee en exceso

Si está buscando un pastel seco, ¡simplemente hornee en exceso!

Sin embargo, con toda seriedad, hornear pasteles demasiado secos. Solo podría ser una ventana de 30 segundos entre perfectamente horneado y demasiado horneado, así que asegúrese de vigilar el pastel. Comience a verificarlo 1-2 minutos antes de que la receta lo indique.

Utilícelos como indicadores de que su pastel está hecho:

  • El pastel debe ser muy tirando ligeramente del costado del molde.
  • Un palillo insertado en el centro del pastel saldrá limpio o con un par de migas ligeramente húmedas.
  • Presione suavemente el pastel. Si el pastel se recupera por completo, está listo. Si su dedo dejó una abolladura en el pastel, necesita más tiempo.

8. Cepille con jarabe simple/otro líquido

Cuando las cosas salen completamente mal y tiene un pastel seco en sus manos, no todo está perdido. Un cepillo rápido de jarabe simple agrega humedad. Cuando el pastel se haya enfriado por completo, cepille una capa delgada de jarabe simple en la parte superior. En lugar de jarabe simple, incluso puede usar Sprite (sí, lo digo en serio).

Para hacer jarabe simple, hierva partes iguales de azúcar granulada y agua hasta que el azúcar se disuelva, luego deje que se enfríe antes de cepillar. en tu pastel. Usa un pincel de repostería. También puedes darle sabor al jarabe. Cuando el jarabe simple salga de la estufa, agregue un toque de extracto de vainilla, café preparado, jugo de limón, Amaretto u otro licor. Dejar enfriar antes de usar. Incluso podría colocar un poco de vainilla, cáscara de limón o lavanda culinaria en el jarabe de enfriamiento. Una vez frío, cuele los trozos/complementos con un tamiz de malla fina.

Es una capa muy delgada de jarabe, por lo que no hará que su pastel sea demasiado dulce.

9. No duplique la receta

Para obtener el MEJOR sabor y textura, nunca duplique una receta de pastel. Haga la masa dos veces en su lugar. Duplicar la receta corre el riesgo de sobrecrementar (punta n. ° 3), mezclar en exceso (punta n. ° 6) o mezclar poco. Y es posible que el polvo de hornear y/o el bicarbonato de sodio no se distribuyan por completo, lo que podría dejar un sabor amargo en las secciones del pastel.

Solo trabaje con la cantidad de masa que indica la receta. Cuando necesito más masa para pastel, preparo la masa dos veces, por separado.

Más consejos para hornear

¡Tengo más lecciones para ti!